09 de Junio de 2018


01 de Junio de 2018
02 de Junio de 2018
03 de Junio de 2018
04 de Junio de 2018
05 de Junio de 2018
06 de Junio de 2018
07 de Junio de 2018
08 de Junio de 2018
09 de Junio de 2018
10 de Junio de 2018

11 de Junio de 2018
12 de Junio de 2018
13 de Junio de 2018
14 de Junio de 2018
15 de Junio de 2018
16 de Junio de 2018
17 de Junio de 2018
18 de Junio de 2018
19 de Junio de 2018
20 de Junio de 2018


21 de Junio de 2018
22 de Junio de 2018
23 de Junio de 2018
24 de Junio de 2018
25 de Junio de 2018
26 de Junio de 2018
27 de Junio de 2018
28 de Junio de 2018
29 de Junio de 2018
30 de Junio de 2018

Misal Junio 2018

Lecturas de Junio

9 Junio del 2018

9 sábado
Blanco / Azul

Sábado siguiente al segundo domingo después de Pentecostés.
[Cfr. Notificación de la Congregación del Culto Divino 8-12-1998].
Memoria, EL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA
MR p. 723 [744] / Lecturas propias: Lecc. III, pp. 412 y 956;
Lecc. II p. 1075.

Esta fiesta nos invita a penetrar en lo más íntimo del alma de la santísima Virgen María, madre de Jesús, a fin de participar de su entrega a Dios. Por la humildad con que recibió al Señor, que hizo en ella su morada, la santísima Virgen es la imagen de la Iglesia, templo del Espíritu y modelo de todos los cristianos.

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 12, 6

Mi corazón se alegra con tu salvación, y cantaré al Señor por el bien que me ha hecho.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, Tú que has preparado en el corazón de la Virgen María, una digna morada al Espíritu Santo, haz que nosotros, por intercesión de la Virgen, lleguemos a ser templos dignos de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA

[Cumple tu trabajo de evangelizador.- Para mí ha llegado la hora del sacrificio y espero la corona merecida con que el Señor me premiará.]
De la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo 4, 1-8
Querido hermano: en presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos, te pido encarecidamente, por su advenimiento y pos su Reino, que anuncies la palabra; insiste a tiempo y a destiempo; convence, reprende y exhorta con toda paciencia y sabiduría. Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por sus propias pasiones, se rodearán de maestros que les halaguen el oído; serán sordos a la verdad y sólo escucharán las fá- bulas. Tú, en cambio, sé siempre prudente, soporta los sufrimientos, cumple tu trabajo de evangelizador y desempeña a la perfección tu ministerio. Para mí ha llegado la hora del sacrificio y se acerca el momento de mi partida. He luchado bien en el combate, he corrido hasta la meta, he perseverado en la fe; ahora sólo espero la corona merecida con la que el Señor, justo juez, me premiará en aquel día, y no solamente a mí, sino a todos aquellos que esperan con amor su glorioso advenimiento. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL 1 Samuel 2, 1. 4-5. 6-7. 8abcd

*” Mi boca, Señor, anunciará siempre tu salvación.”*

Mis labios no han cesado de alabarte y me pregonan tu gloria todo el día. Señor, en la vejez no me rechaces ni me abandones, falto de energías. R.
En ti, Señor, yo seguiré confiando, y más y más te alabará mi boca. Yo proclamaré siempre tu justicia y a todas horas, tu misericordia. R.
Tus hazañas, Señor, alabaré; diré a todos que sólo Tú eres justo. Me enseñaste a alabarte desde niño y seguir alabándote es mi orgullo. R.
La lealtad del Señor para conmigo celebrará mi lira. Al santo de Israel, a ti, Dios mío, cantaré con mi cítara. R.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Cfr. Lc 2, 19

R. Aleluya, aleluya.
Dichosa la Virgen María, que guardaba la palabra de Dios y la meditaba en su corazón. R. Aleluya.

EVANGELIO

[María conservaba en su corazón todas aquellas cosas.]
Del santo Evangelio según san Lucas 2, 41-51
Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén para las festividades de la Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, fueron a la fiesta, según la costumbre. Pasados aquellos días, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo supieran. Creyendo que iba en la caravana, hicieron un día de camino; entonces lo buscaron, y al no encontrarlo, regresaron a Jerusalén en su busca. Al tercer día lo encontraron en el templo, sentado en medio de los doctores, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que lo oían se admiraban de su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo, sus padres se quedaron atónitos y su madre le dijo: “Hijo mío, ¿por qué te has portado así con nosotros? Tu padre y yo te hemos estado buscando llenos de angustia”. Él les respondió: “¿Por qué me andaban buscando? ¿No sabían que debo ocuparme en las cosas de mi Padre?”. Ellos no entendieron la respuesta que les dio. Entonces volvió con ellos a Nazaret y siguió sujeto a su autoridad. Su madre conservaba en su corazón todas aquellas cosas.

Palabra del Señor.

REFLEXIÓN: • Al día siguiente de la solemnidad del «Sagrado Corazón de Jesús», la Iglesia celebra la memoria del «Corazón inmaculado de María». La contigüidad de las dos celebraciones es ya, en sí misma, un signo litúrgico de su estrecha relación: el misterio del Corazón del Salvador se proyecta y refleja en el Corazón de la Madre, su primera discípula. Así como la solemnidad del Sagrado Corazón celebra los misterios salvíficos de Cristo de una manera sintética y refiriéndolos a su fuente precisamente el Corazón la memoria del Corazón inmaculado de María es celebración resumida de la asociación «cordial» de la Madre a la obra salvadora del Hijo: de la Encarnación a la Muerte y Resurrección, y al don del Espíritu… • La devoción al Corazón inmaculado de María se ha difundido mucho después de las apariciones de la Virgen en Fátima en 1917. A los veinticinco años de las mismas, en el 1942, Pío XII consagraba la Iglesia y el género humano al Corazón inmaculado de María, y en el 1944 la fiesta del Corazón inmaculado de María se extendió a toda la Iglesia. Las expresiones de la piedad popular hacia el Corazón de María imitan aunque salvando la infranqueable distancia entre el Hijo, verdadero Dios, y la Madre, sólo criatura– las del Corazón de Cristo: la consagración de cada uno de los fieles, de las familias, de las comunidades religiosas, de las naciones, lo mismo que la reparación, realizada sobre todo mediante la oración, la mortificación y las obras de misericordia.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Mira, Señor, las oraciones y las ofrendas que tus fieles te presentan al conmemorar a santa María, Madre de Dios; haz que te sean agradables y nos alcancen el auxilio de tu misericordia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Lc 2, 19

María guardaba todas estas cosas y las meditaba en su corazón.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Ya que nos has concedido participar de la redención eterna, te rogamos, Señor, que, quienes celebramos la conmemoración de la Madre de tu Hijo, no sólo nos gloriemos de la plenitud de tu gracia, sino que experimentemos también un continuo aumento de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

calendario

julio 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

la voz del PAPA